cabecera sitges

Estás en: Sitges » Playas de Sitges

  Mi reserva Enlaces Atención al cliente
|

sitges

Hoteles en Sitges


der

Qué ver en Sitges

Planes para el tiempo libre

Información práctica para el viaje

Alojamiento en Sitges

 

encanto

uno Rincones con encanto de Sitges
Lugares especiales fuera de las masas turísticas
uno Festival de cine fantástico de Sitges
Todos los secretos para disfrutar del festival
uno Visitar el Parque Natural del Garraf
Un escenario natural para escapar
uno De compras por Sitges
La ciudad como destino de compras
  Más planes con encanto ...

 

cabe2

coche Alquiler de coches en Sitges
Ofertas de alquiler de coches en Sitges y Barcelona

 

playa sitges


puntoPlayas de Sitges

Consejos para disfrutar del litoral de Sitges

 

playaLas playas de Sitges son de las más concurridas de la costa mediterránea.

La arena y el agua pasan cada año los controles de calidad y ofrecen algunos servicios para hacer esta actividad veraniega aún más cómoda, como el alquiler de hamacas, de patines aquáticos, torres de socorrismo, chiringuitos, duchas o papeleras.

Al mediodía y durante gran parte de la tarde las horas de sol son más fuertes, casi asfixiantes, por lo que es recomendable protegerse bien.

 

Sitges, hace años
Ya lejos ha quedado esa imagen romántica, pero que todavía sale en algunas fotografías en blanco y negro, de la playa de Sitges con los pescadores y las barcas, y las viviendas a escasos metros, aunque sigue habiendo un eco, y la tradición del mar todavía sigue  viva, en los que pescan en tierra y en los que navegan mar adentro.

 

Todas las playas de Sitges
 Hay 17 playas en total que se integran en el paisaje de Sitges, cada una de ellas separadas por espigones. Éstos fueron construidos después del gran temporal que a finales de los cuarenta causó graves destrozos en la playa, de manera que estos brazos hechos de piedra y que se estiran hacia el mar sirven de protección.

Uno puede pasearse por el espigón y contemplar las vistas, pero mientras se está dentro del agua está prohibido acercarse a ninguno.

 

No bajar la guardia
Antes de acceder a la playa mediante las escaleras es bueno echar un vistazo a la bandera que muestra el estado de la mar y a los carteles informativos, donde se dan indicaciones para respetar  algunas normas básicas de convivencia, como no poner música alta, no beber en exceso o vigilar a los niños.

 

En los últimos años también ha crecido un número de ofertas dudosamente legales y que es mejor dejar pasar de largo, como los que hacen masajes, e incluso tatuajes, los que venden colonias o cremas de playa.

También es importante tener cuidado cuando se abandona la toalla, junto con lo demás, para ir a darse un baño, porque es fácil perderla de vista entre tanta gente y hay que tener un punto de orientación. No es frecuente que se produzcan robos, pero toda precaución es poca.

 

Playas populares
Todas las playas de Sitges tienen nombre, y las más destacables son: Platja dels Balmins, Sant Sebastià, de la Fragata ( o de las Barcas), de la Ribera,de la Bassa Rodona, Barra, Riera Xica, Estanyol, Terramar,Anquines i Cellerot. Por un lado miran al mar, y por el otro a las palmeras, los edificios y casas señoriales del Paseo.

 

Todo el mundo acaba teniendo una playa preferida y a la que se acostumbra a ir, pues cada una tiene sus propias características. También se suelen improvisar clases de Tai-chi o exposiciones de grandes esculturas de arena. También se elige porque se acaban encontrando las mismas personas, los amigos de playa, y si se viene a pasar el rato a charlar.

 

Costumbres adquiridas
 En el Paseo, frente a las escaleras que bajan a la platja de la Riera, se levanta lo que se concoce con el nombre de la Estatua, un monumento que sirve para guarecerse del sol, además de ser un punto de encuentro.

 

Frente a la Platja de la Ribera se levanta  una fuente rodeada por un banco, donde es costumbre sentarse para expulsarse la arena de los pies al salir de la playa. Aunque en todas las platges hay un surtidor de agua para lavarse los pies antes de subir las escaleras muchos prefieren usar la toalla y limpiarse los pies en los bancos del Paseo. Si están libres.

 

En temporada baja

En invierno y en otoño el panorama es radicalmente distinto. La playa es usada por los surfistas, corredores y otras actividades deportivas.

Y cuando hay temporal suele ser impresionante ver el agua levantando olas, chocando contra los espigones y comiéndose la arena.